De acuerdo con la Contraloría General, en el primer semestre los envíos de oro a Canadá sumaron 33 millones de dólares.

El precio del oro parece no conocer limites y ayer alcanzó un nuevo récord: mil 340 dólares la onza, 24 dólares más en comparación con el precio alcanzado el lunes.

Para algunos especialistas, el brillante metal podría alcanzar antes que finalice el año la barrera de los mil 500 dólares la onza, impulsado por la debilidad del dólar frente a otras monedas, como el euro, lo que ha llevado a los negociantes a buscar otras opciones para mejorar el rendimiento de sus inversiones.

De acuerdo a Joey Levy, especialista en planificación financiera, el oro ha preservado su poder adquisitivo porque no puede ser creado “de la nada” y no puede ser devaluado como el “dinero” en forma de papel.

En Panamá el incremento en el precio llevó a la cima las exportaciones hacia Canadá, principalmente, por los envíos de este metal por parte de la minera Petaquilla Gold, que tiene una concesión de explotación en la provincia de Colón. De acuerdo con la Contraloría General, en el primer semestre los envíos de oro a Canadá sumaron 33 millones de dólares. En el contrato se estableció que de las ventas totales de Petaquilla el Estado recibiría el 4%.

Elena Chong, gerente de tesorería de Credicorp Bank, institución que este año incursionó en la venta de piezas de oro, indicó que han colocado 5 mil onzas de este metal y agregó que las personas que invierten en oro lo hacen para preservar su poder adquisitivo.

Agregó que los interesados en comprar oro deben cumplir con los requisitos de la política de conozca su cliente que las instituciones financieras en Panamá aplican bajo las normas y regulaciones de la Superintendencia de Bancos.

Para empresarios dedicados a la venta de joyas, el incremento no se traduce en beneficios, porque entre más caro compren el metal, tienen que vender las piezas a mayor precio. Algunos clientes desisten de hacer la compra. Otros aprovechan el momento e invierten en algo que hoy vale más que ayer.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.