El oro y la plata sufrieron otra importante bajada de precios hoy lunes 20 de mayo, con la plata que cae a su nivel más bajo desde septiembre de 2010.


Los precios de los metales preciosos fueron volátiles, en medio de bajos volúmenes de negociación.

Los operadores dijeron que una gran cantidad de ordenes de venta para la plata empujó el metal precioso a la baja, -9 por ciento comparando con el precio de cierre del viernes, a 20,84 dólares la onza troy en las primeras operaciones. Es el más bajo desde septiembre de 2010, aunque más tarde se recuperó a 21,54 dólares.

Los precios de la plata tienden a reflejar los del oro en sus movimientos, aunque las fluctuaciones tienden a ser más amplias. En una perspectiva a más largo plazo, y las previsiones de la oferta y de la demanda de plata  ha proyectado una sombra oscura sobre este metal precioso.

Después de casi una década de aumento de los precios de la plata, esperamos que la combinación de crecimiento de la oferta minera y la escasa demanda  siga manteniendo los precios de la plata bajo presión, aunque la volatilidad seguirá siendo una característica de este mercado.

Los precios del oro, por su parte, cayeron a un mínimo mensual de 1,338.95 USD la onza troy, amenazando con romper el mínimo de hace dos años a 1,321.35 $. Más tarde el en día los precios subieron a 1,352.75 la onza troy. Aunque los analistas dicen que la compra de oro físico (monedas y lingotes) y la demanda de joyería se mantuvieron estables, hubo preocupación por las nuevas restricciones a la importación anunciada la semana pasada. El objetivo es restringir las importaciones de oro para satisfacer únicamente las necesidades reales de los exportadores de joyas de oro.

Los inversores se centran ahora en la publicación de las minutas del Comité de la FED que se publicará el miércoles, que pueden ofrecer una indicación de las intenciones de la Reserva Federal de EE.UU. sobre la dirección de la flexibilización cuantitativa.

Estos precios tan bajos reflejan el creciente sentimiento negativo que rodea el oro y la plata, mostrando que las apuestas bajistas sobre el oro y la plata habían aumentado.

Según UBS, las posiciones bajistas para el oro están en un récord de 14,3 millones de onzas, y las apuestas alcistas están en declive por quinta semana consecutiva, lo que lleva a una caída de 21 por ciento desde el comienzo del año. Las posiciones sobre la plata son similar, también dominadas por apuestas bajistas. Desde el inicio del 2013 se ha producido una  serie de coincidencias estadísticamente  que sólo se pueden explicarse como una conspiración para proteger el dólar de la política de la Reserva Federal de flexibilización cuantitativa (QE).

La flexibilización cuantitativa es el término dado a la política de la FED de imprimir 1.000 millones de dólares mensuales para financiar el déficit presupuestario de EE.UU. mediante la compra de bonos del Tesoro y de productos financieros derivados respaldados por hipotecas. Sin QE, las tasas de interés sería mucho más altas, y los balances contables de los bancos sería peores.


Las políticas de flexibilización cuantitativa han estado funcionando desde diciembre de 2008. Durante estos 54 meses, la Reserva Federal ha creado varios billones de nuevos dólares.

Una consecuencia de esta política es que los tipos de interés reales en Estados Unidos son negativos. Otra consecuencia es que la oferta de dólares ha superado la demanda mundial de dólares.

El papel del dólar como moneda de reserva mundial.

Ser la moneda de reserva mundial significa que el dólar se puede utilizar para pagar cualquier factura, a nivel de estado o de empresa. El dólar es el medio de pago internacional.

La fuerza del dolar es  la principal fuente de poder de EE.UU.. Debido a que el dólar es la moneda de reserva, los EE.UU. pueden cubrir sus costos de importación y sus gastos mediante la creación de papel moneda. Si el dólar no fuera la moneda de reserva, Washington no sería capaz de financiar sus guerras o seguir desarrollando grandes déficit comercial y presupuestario. Por lo tanto, la protección del valor de cambio del dólar es la principal preocupación de Washington si quiere estados Unidos seguir siendo una superpotencia.

Las amenazas para el dólar son las monedas alternativas que no se están creando en cantidades enormes: claro esta el oro y la plata, pero existe también el Bitcoins por el ejemplo, una moneda digital.

La amenaza de Bitcoin fue eliminada el 17 de mayo, cuando el Departamento de Seguridad Nacional se apoderó de las cuentas de Bitcoin. La excusa fue que Bitcoin no cumplía los requisitos contra el blanqueamiento de dinero del Tesoro de EE.UU..

Washington ha estando sofocando la amenaza de las otras divisas desde inicio del 2013. El Banco Central Europeo ha empezado a bajar los tipos de interés, aunque algo limitado por las reticencias de Alemania.

Eso deja con el oro y la plata. El enorme aumento de los precios del oro y la plata durante la última década ha convencido de Washington de la amenaza de estos metales preciosos.

El precio del oro subió desde 272 dólares la onza en diciembre de 2000 a $ a 1.917,50 el 23 de agosto de 2011. Tal valoración del oro pone entre dicho el valor real del dolar.  Si el valor de cambio del dólar baja demasaido, la Reserva Federal tendría que detener la impresión y perdería el control sobre el control de las tasas de interés.

Inmediatamente, el bajón de las bolsas harían estallar las distintas burbujas y la reserva federal no podría hacer frente a sus pagos, dejando a Washington incapaz de financiar sus guerras y su estado de bien estar.

El aumento del precio del oro y la plata.

Hay dos mercados del oro. En Nueva York, se negocian el papel oro en el Comex.  El otro es el mercado es la posesión física de oro, que sea bajo la forma de joyería, monedas o lingotes. El precio del oro se fija sin que los inversores puedan realmente tomar posesión de los metales.

El viernes 12 de abril 2013, las ventas de oro alcanzaron entre 124 y 400 toneladas de oro. Este venta enorme y sin precedentes  implica una conspiración de varios vendedores con la intención de manipular el mercado del oro. Las enormes ventas hicieron bajar el precio del oro, lo que provocó mas órdenes de venta de emergencia. El ataque continuó el lunes 15 de abril, y no ha parado hasta entonces.

Antes de continuar, se debe de saber que existen límites a las posiciones (en número de contratos) que los comerciantes pueden vender al mismo tiempo. La cifra de 124 toneladas ha requerido que 14 comerciantes se pongan de acuerdo en vender todos al mismo tiempo 40.000 contratos de futuros.

La probabilidad de que tal cantidad de operadores decidan adoptar posiciones de ventas masivas no es creíble. Esto es un ataque ordenado por la Reserva Federal, por lo que no hay ninguna investigación por parte de la comisión de vigilancia del marcado.

Ademas, porque vender tal cantidad en una sola vez? el objetivo no era un posible beneficio (volver a comprar minutos después) sino mas bien hundir el oro.

Los ataques tuvieron lugar antes de la apertura de la bolsa de New York, en los mercados de Hong Kong. Ninguna operador elige este momento para vender entre 20.000 y 30.000 contratos de futuros, pero esto es lo que ha estado sucediendo. Y quién puede ser indiferente a la pérdida de tanto dinero de esta manera? Sólo un banco central.

Ahora llegamos a un momento donde escasea el oro.  Los inversores toman posesión de lingotes en lugar de apostar por instrumentos financieros respaldados en oro.  La demanda de oro físico es alta, a pesar que el precio se establezca en el mercado del oro-papel, a un precio que no es real, un mercado que reduce el precio, sin tener en cuenta el hecho de que la demanda real para el oro y la plata no se puede cumplir. Mientras que la prensa financiera occidental (mal informada) insta a la gente a abandonar la inversión en oro físico, el mundo entero, bancos centrales y individuos, está tratando de comprar más, y las primas  han aumentado. En todo el mundo hay una gran escasez de oro y plata en las formas, como por el ejemplo las monedas de plata de una onza y bares de plata de diez onzas.

Que la caída de los precios del oro y la plata sea orquestada se desprende del mero  hecho de que la demanda de oro en el mercado físico ha aumentado.

Y si esto es cierto, que es la conclusión?

La Reserva Federal no ve ningun resultados a la impresión masiva de dinero para apoyar el déficit federal y ayudar los bancos insolventes. Si la Reserva Federal tuviera que dejar la impresión de dólares, las tasas de interés subirían. Los mercados de acciones se derrumbarían. El dólar sería abandonado como moneda de reserva. Washington  no sería capaz de pagar sus cuentas y perdería su hegemonía. Actualmente las cosas mejoraran, la bolsa sube, y los tipos de interés reales son negativos, lo que deja mas tiempo a la Reserva Federal. Mientras que se pueda imponer políticas monetarias similares al Japón y a la UE, el dolar esta a salvo. Por esto es tan importante controlar el posible dinero alternativo, que sea el Bitcoin, el oro o el Ruble.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.