A continuación una interesante iconografía de visualcapitalist.com sobre el coste de extracción del oro. Pero quería comentar algunos puntos.

Soy de la opinión de que el precio del oro está muy manipulado y no está directamente conectado con el coste de extracción de una onza de oro. La inversión a largo plazo que son las minas de oro es cuestionable.
Hay un error general en los costos de extracción de oro. El coste de extracción que figura es un coste directo, que no toma en cuenta los coste de investigación, exploración y puesta en marcha de un yacimiento.


En 2012 el coste efectivo por onza de era de aprox. 1.800 USD / oz. Con la evaluación  del 15% en rand desde 2012, los costos efectivos denominados en rands como los salarios y la electricidad  quienes componen alrededor del 65% de los costos variables, se han reducido a  alrededor de 1625 $ / oz Pero las negociaciones laborales  restaurará esa cifra por encima de 1.800 $ /


El coste real de la minería ha sido subestimado durante los últimos 10 años. La forma más precisa de evaluar el costo de extracción por onza es asumir el flujo de caja de los últimos años  frente a la producción total. En 2013  producir una onza de oro cuesta como promedio a la industria $ 1,760 / oz. Cualquier precios del oro inferior a esto ponen en peligro la  industria. De ahí la decisión de las empresas mineras en cerrar algunas de sus minas menos rentables, algo racional de un punto de vista contable, pero que es una mala idea en un contexto de creciente demanda. Se debería consolidar las perdidas de las  minas que operan a un costo con otras minas en funcionamiento hasta que el valor de mercado suba.

Ahora podríamos apreciar una futura escasez en el oro disponible a la compra. La mayor parte de los joyeros ha dejado de vender oro en grandes cantidades debido a los altos precios dell oro.
Muchos países (como Dubai y la India) que almacenan oro como principal reserva de valor no tienen intención de venderlo debido a la recién caída en el precio.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.