La onza de oro alcanzó su nivel más alto en tres semanas en respuesta a la publicación de las decepcionantes cifras del empleo en Estados Unidos.

Los inversores compran oro siendo un "valor refugio", un comportamiento también apoyado por la caída del dólar a un mínimo de dos años contra el euro. Otros metales preciosos, como la plata o el platino, también subieron.
El precio de la onza de oro subió un 2% a 1.341 dólares como un voto en favor de la continuidad de la política monetaria de la FED. Algunos analistas incluso creen que va a permanecer sin cambio hasta finales del primer trimestre de 2014.
La economía de EE.UU. creó 148.000 puestos de trabajo, mientras que los economistas habían pronosticado 180.000 creación de nuevos puestos de trabajo. Las estadísticas mensuales sobre el estado del mercado de trabajo, la más seguida por los inversores, se publicó con dos semanas de retraso debido al cierre parcial de las agencias federales de Estados Unidos.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.