Los precios del oro se estabilizaron en justo debajo de $ 1.100 la onza, no lejos de un mínimo de 5 años, ya que los inversores esperaban el resultado de la reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos para tener más pistas sobre el aumento de tasas de interés que debería ocurrir este año.

Se espera que los responsables políticos anuncien un aumento del tipo de interés de Estados Unidos este año ya que la economía US se recupere.

Esa subida de tipos, la primera en casi una década, podría suceder en septiembre lo que sugiere mayor riesgo a la baja para el oro. La demanda física, de inversores y de fondos, tampoco ayudara a un repunte el la cotización del oro. El oro al contado subía un 0,1 por ciento a $ 1,096.40.
El metal alcanzo  $ 1.077 la semana pasada, su menor precio desde febrero de 2010, a raíz de una ola de ventas en Nueva York y Shanghai.

La demanda mundial de oro se redujo a su nivel más bajo desde el año 2009. Las importaciones Indias cayeron a su nivel más bajo en cinco trimestres, según un informe de GFMS, una división de Thomson Reuters.

El paladio al contado ganó un 0,7 por ciento a $ 623.22 la onza y el platino subió un 0,3 por ciento a $ 984.40. La plata se mantuvo en $ 14.68 la onza.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.