El oro alcanzó máximos en un mes el lunes, consolidando las ganancias de la semana pasada, impulsado por la debilidad de los datos sobre el empleo en Estados Unidos, contradiciendo las previsiones de Goldman Sachs para 2014.

El precio al contado del oro subió alrededor de medio por ciento, por encima de 1255 dólares la onza, su nivel más alto desde el 12 de diciembre, mientras que el dólar se tambaleó .

Goldman pronosticó el lunes un precio de $ 1,050 para una onza de oro, un 15 por ciento menos comparando con los niveles actuales.

Los precios del oro subieron el viernes después de los datos sobre el empleo en Estados Unidos para diciembre.


Los inversionistas interpretaron estos datos como una señal de que la Reserva Federal tomará más tiempo para la reducción de su plan de compra de bonos y la subida de las tasas de interés se retrasara.

El oro, un refugio contra la debilidad del dólar y la incertidumbre económica, alcanzó niveles récord por encima de $ 1.900 en 2011 cuando la Fed inicio su expansión monetaria tras la crisis financiera. El año pasado, después de 12 años, el oro cayó por primera vez perdiendo casi el 30 por ciento. Hasta ahora ha aumentado un 4 por ciento.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.