Los precios del oro cayeron dos por ciento el lunes, mientras que el dólar se fortaleció y el apetito de los inversores por el riesgo aumentó. 

Sin embargo, el metal se mantuvo por encima de $ 1.200 por onza después de un rally que impulsó este mes los precios a máximos de un año..

La preocupación por la inestabilidad financiera y la revisión de las expectativas de subidas de los tipos de interés de Estados Unidos, ha ayudado a que el oro supere la mayoría de los activos en lo que va de año, con un aumento de 15 por ciento.

El oro al contado cayó un 1,6 por ciento la onza.

El mayor consumidor de oro, China, no ha comprado tanto oro como se esperaba, una señal de inversores chinos no esperan que los precios vayan mucho más alto de lo que son ahora y no se puede contar con el merado chino para apoyar el mercado.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.